sábado, 5 de mayo de 2012

Órganos sexuales femeninos: internos y externos

El sistema reproductor está formado por órganos sexuales internos y órganos sexuales externos. Todos están colocados en parte baja del vientre y se comunican con el exterior por medio de la vagina.  

Los órganos sexuales femeninos internos son: los ovarios, las trompas de Falopio, el útero o matriz y la vagina, estan protegidos por los huesos de la pelvis; y cada una tiene una función:

Los ovarios: Los ovarios son dos órganos en forma de almendras, se encuentran a los lados de la matriz, en donde terminan las trompas de Falopio. 
Son unas glándulas que segregan hormonas que ayudan en el desarrollo de los caracteres sexuales femeninos y tienen como función la maduración de los óvulos, que son las células sexuales femeninas necesarias para empezar una nueva vida. 
En los ovarios hay pequeños abultamientos normales, conocidos como folículos, en cada uno de ellos hay un óvulo. Los óvulos son la célula sexual femenina, en ellos se encuentra toda la información genética que se va a transmitir de la madre a su hijo o hija. 
Cuando una niña nace sus ovarios contienen alrededor de 2 millones de óvulos que se van perdiendo paulatinamente, de tal forma que en la pubertad quedan 500 mil más o menos y de ellos sólo 400 a 500 van a madurar y muy pocos de ellos van a originar una nueva vida.
Al inicio del ciclo menstrual, es decir en los primeros días de la menstruación, crecen varios folículos y a mediados del ciclo menstrual se efectúa la ovulación, o sea el proceso por el cual el folículo se llena de líquido y se rompe dejando salir al óvulo que es capturado por la trompa de Falopio. Por lo general, un sólo óvulo va a desprenderse cada mes y será alternando los ovarios y lo que queda del folículo se convierte en una pequeña glándula de color amarillo que produce una hormona llamada progesterona, que actuará en caso de haber un embarazo de varias formas. 
A este proceso se le llama ovulación y sucede más o menos entre los 12 y 16 días del inicio de cada periodo menstrual, regla o menstruación. 

Las trompas de Falopio: Se lleva a cabo la fecundación, el útero ayuda a albergar al huevo fecundado durante todo su desarrollo.
Las trompas de Falopio son dos, están situadas a cada lado del útero y tienen forma de trompeta, por eso se llaman “trompas”. Son dos conductos huecos, flexibles que terminan con una sección más abierta. 
Cuando se aproxima la ovulación, la trompa se va acercando al ovario para recibir y absorber al óvulo liberado para después transportalo, con ayuda de millones de vellitos y movimientos coordinados, hacia el útero. En el primer tercio de la trompa es donde ocurre la fecundación, es decir la unión de un óvulo y un espermatozoide, ya que las condiciones ambientales de esta parte la favorecen.

El útero o matriz: Es un órgano hueco en forma de pera invertida en el que se forma, crece y se desarrolla un nuevo ser humano. Sirve para albergar al huevo fecundado y al feto durante todo el embarazo. 
El útero es muy pequeño, mide entre 8 cm. de largo y 5 cm. de ancho. Está formado por un músculo grueso, muy elástico que puede crecer de tal forma que dentro de él cabe un bebé. Después del nacimiento toma su forma y tamaño original. 
Su parte más angosta se llama cuello y conduce a la vagina y en el interior, tiene un recubrimiento llamado endometrio, que mes con mes se va engrosando con una capa sanguínea que se desprende durante los días de menstruación y en caso de haber un embarazo, esta capa recibe al óvulo fecundado y permite su implantación. Cuando esto sucede la capa no se desprende, por eso durante el embarazo se suspende la menstruación. 

La vagina: Es un conducto de entre 10 a 15 cm. de largo que comunica el útero con el exterior y se localiza entre el meato urinario y el ano. 
Es un órgano muy elástico y cumple con tres funciones fundamentales:
- Por este canal es expulsado el líquido sanguíneo durante la menstruación..
- Es el conducto por medio del cual nace el bebé durante el parto.
- Y también es el receptáculo del pene y los espermatozoides durante una relación sexual o coito.
A los lados de la abertura vaginal se localizan las glándulas de Bartholin, que producen una secreción que al juntarse con el moco que produce el cuello del útero, ayudan a mantener húmedos los genitales externos y la vagina. 
Cada mes, durante la ovulación, estas secreciones aumentan lo que facilita la entrada y el desplazamiento de los espermatozoides hacia el útero y las trompas, lugar en el que se lleva a cabo la fecundación. Esto sucede a la mitad de cada ciclo menstrual.
Por su cercanía con el ano, es necesario tener mucho cuidado con su higiene, para evitar infecciones. Por eso es recomendable que al limpiar, después de orinar, el papel se arrastre de adelante hacia atrás y no al revés, para evitar que el excremento sea arrastrado hacia la vagina y el meato urinario.


El órganos externo o visible del sistema reproductor femenino se llama VULVA y está formada por: el Monte de Venus, el pubis, los labios mayores y menores, el meato uretral, el clítoris y el orificio vaginal. Todos cumplen con una función.

El Monte de Venus:
Es como una "almohadilla" muscular que cubre el pubis y que durante la pubertad se cubre con vello. Debajo de ella se encuentran los labios mayores que son dos pliegues de piel que protegen a los otros órganos. 

Los labios mayores :  Son dos pliegues de piel que protegen a los otros órganos. Dentro de los labios mayores se encuentran los labios menores, estos se unen y forman una membrana delgada que cubre al clítoris. 


Los labios menores: Debajo se localizan dos orificios, uno es el meato urinario que conecta con el uréter y por él se expulsa la orina y otro, que es el de la vagina que comunica con el útero, uno de los órganos internos del sistema reproductor femenino.

El meato uretral: Tiene el mismo nombre tanto en los chicos como en las chicas y es el pequeño agujero donde termina la uretra y por el que sale la orina. Se localiza entre el clítoris y el orificio vaginal.

El clítoris: es un pequeño órgano muy sensible que contiene muchas terminaciones nerviosas, muchos lo comparan con el pene, ya que durante una excitación sexual, suele llenarse de sangre lo que hace que aumente un poco su tamaño y sensibilidad. 

El orificio vaginal: Este agujero es la puerta de entrada de la vagina. Por aquí es por donde se introduce el pene en el coito, por donde sale la sangre cuando se tiene la regla y por donde se introducen los tampones quienes los usan. A cada lado del orificio vaginal hay situada una glándula -glándula de Bartholino- que lubrica la vagina y la prepara para la penetración.

  









1 comentario:

  1. amigo(a) que pagina tan buena y completa me ayudo mucho en una tarea y ensayo de verdad muchas gracias por paginas tan completas como esta,
    sigue así.

    ResponderEliminar